Muebles de jardín fabricados con Rattan vs Rattan sintético

¿Que es el Rattan?

En el sudeste asiático, existen diversas variedades de palmeras trepadoras que constituyen uno de los mejores materiales para la fabricación de muebles de jardín: el Rattan.

Esta planta impresionante parecida al bambú, puede alcanzar unos tallos de hasta 40 metros de largo cuya resistencia y flexibilidad la convirtieron en un referente para la fabricación de muebles de alta calidad y que a su vez, destacan por su estética y diseños únicos y originales.

Las variedades de Rattan natural que existen son al menos 6 y pueden ser encontrados en diversos colores, así como las características del material suelen ser diferentes, llegando a tener un uso particular según cada variedad de tallo.

Tal es el caso del Rattan Manille, ideal para el diseño de muebles de todos los tamaños, o bien, el Rattan Tahití, usado mayormente para la construcción de rejillas. Con Rattan en tiras también se construye una pelota flexible para el Sepak Raga, un juego malayo del sudeste de Asia. También suelen ser usados palos o bastones para artes marciales, confeccionados con este material.

Además del Rattan natural, es posible encontrar una imitación de este material como es el caso de la resina trenzada, mejor conocida como el Rattan sintético. En los últimos años, el Rattan sintético ha dejado atrás al Rattan natural, sin embargo, todavía hay quien prefiere un toque tradicional en su jardín, hecho a mano como lo es un mueble de Rattan natural.

En este sentido, cuando se trata de muebles de jardín, puede ser un poco difícil escoger cuál tipo de Rattan es el más conveniente para nosotros. Es por ello que en el siguiente artículo queremos mostrarte las diferencias que existen entre el Rattan natural y el Rattan sintético y qué es lo que debes tomar en cuenta de este material antes de comprar o mandar a fabricar tus muebles para exteriores.

Rattan natural o Rattan sintético: ¿Cuál es el mejor material para escoger?

El Rattan es un material vintage por excelencia. Fue en los años 50 cuando se inició la moda del Rattan para el diseño de muebles para el exterior y hoy en día vuelve a tomar protagonismo brindando de forma sencilla un estilo artesanal y moderno para nuestros espacios.

Los muebles de Rattan son casi exclusivos de terrazas y jardines. Su estética y diseño combina perfectamente con todo lo que se relacione al exterior de una vivienda, aunque también pueden ser usados como parte de los muebles en cadenas de hoteles, sobre todo en el área de las piscinas, así como en diversos sitios recreativos y turísticos cerca del mar.

Fabricación de los muebles de Rattan natural y Rattan sintético

Dentro de la selva indonesia ocurre un trabajo medianamente engorroso para obtener el Rattan natural. Es necesario esperar a que los tallos tengan un grosor de 3mm a 12cm y luego se cortan los árboles de los que depende el Rattan (ya que él no crece por sí mismo, necesita ayuda trepando en otros árboles).

Una vez que han sido cortada las ramas, son tratadas con azufre para eliminar los insectos y plagas y se procede a seccionar la corteza exterior para obtener la médula.

Esta médula de Rattan será clasificada por su grosor y calidad, la cual se relaciona con diversos aspectos como su color, brillo natural, dureza, suavidad, resistencia, entre otros. El mejor producto será aquella médula de Rattan cuyos empalmes entre hojas tengan una extensión mayor, lo que permitirá un mejor tejido y un resultado más impoluto del trabajo. La madera y el bambú, forman parte de la estructura base para los muebles hechos en Rattan natural.

En el caso del Rattan sintético los materiales son mucho más sencillos de obtener y su fabricación puede llevarse a cabo de forma artesanal o industrial, dependiendo del volumen de producción que se necesite.

¿Cómo diferenciar el Rattan natural del Rattan sintético?

  • El rattan natural es ligero y flexible, sus largas trenzas suelen medir entre 2mm y 5mm de ancho. Su textura parecida a la palma y al bambú lo convierten en un material fácilmente reconocible. Es casi imposible de romper y se puede adaptar al diseño de cualquier silla. El Rattan suele parecerse al mimbre, sin embargo, existen diversas diferencias entre ambos tales como su lugar de origen, su resistencia, maleabilidad, longitud y acabado.
  • El Rattan sintético o Rattan PE, es una fibra muy parecida al Rattan natural, sin embargo, en cuanto a la textura es bastante distinta, ya que el Rattan sintético es básicamente polietileno de alta densidad (HDPE). Tanto su olor, como la sensación al tacto es totalmente diferente a cualquier fibra natural existente, además se puede encontrar en diversos colores y grosores de fibra.

Ambos tipos de Rattan se encuentran actualmente en el mercado y aunque lucen hermosos y contribuyen a resaltar la personalidad de nuestro jardín, es importante analizar una serie de aspectos fundamentales antes de escoger entre la fibra natural o la fibra sintética.

Lo natural frente a lo sintético presenta una serie de ventajas y desventajas determinantes que debes conocer con antelación para tomar la mejor decisión en tu compra.

Fibra natural de Rattan

Ventajas:

  • Es un material 100% ecológico y tradicional
  • Otorga belleza natural a tus espacios
  • Puedes encontrar varias formas de tejido

Desventajas:

  • Son sensibles a plagas como las termitas
  • Ofrecen muy poca resistencia a los embates del clima como el sol y la lluvia
  • Deben mantenerse en un sitio seco y fresco, por lo que no son tan recomendados para el jardín
  • Son más costosos debido a los procesos de obtención del Rattan natural
  • Requieren de un mantenimiento continuo para poder conservarse
  • Su estructura suele estar hecha de bambú o de madera lo que lo hace más endebles y propensos a partirse

Fibra sintética de Rattan

Ventajas:

  • Son resistentes a diversos factores climáticos tales como lluvia, radiación solar y el salitre en zonas costeras
  • No requieren ningún tipo de mantenimiento para conservarse
  • Se pueden personalizar según los gustos o el estilo decorativo que posea el jardín
  • Pueden encontrarse una gran variedad de colores y grosores de fibra
  • Su estructura suele estar hecha de metal o de acero, lo que los convierte en un mueble resistente y duradero
  • Son ligeros y fáciles de mover
  • Otorgan un aspecto natural a los espacios
  • Se pueden reciclar
  • Son mucho más económicos que los muebles de Rattan natural
  • Además de tolerar bien la humedad son muebles antibacterianos y antihongos.

Desventajas:

  • A diferencia del Rattan natural, el Rattan sintético sí se puede romper.

¿Cómo limpiar los muebles de Rattan?

Tanto los muebles de Rattan natural como de Rattan sintético, necesitan limpiarse cada cierto tiempo debido a que cuando suelen estar en el exterior, sobre todo en el jardín, tienden a almacenar mucho polvo en sus tejidos lo que puede darles un aspecto descuidado.

Para mantener limpios los muebles de Rattan natural se puede usar un poco de agua, algunas gotas de detergente líquido, un paño suave, aceite de linaza y laca.

Lo primero será limpiar con cuidado, las áreas que no estén maltratadas con el paño húmedo, usando la mezcla de agua y detergente. Para las parte que estén maltratadas y corran riesgo de romperse, lo mejor será limpiarlas con aceite de linaza, usando un paño seco.

Al finalizar la limpieza, debe aplicarse la laca o barniz con un pincel suave para proteger los muebles de los embates del clima y las plagas.

Si por el contrario te has decantado por el Rattan sintético, la limpieza suele ser mucho más sencilla. Con un poco de agua, detergente líquido y un cepillo suave puedes limpiar las hendiduras para retirar el polvo que se haya acumulado.

En ambos casos, ten especial cuidado con los cojines. Estos deben limpiarse y secarse a parte.

Los muebles de Rattan siguen siendo una de las opciones más decorativas y estéticas para cualquier estancia. Son miles los diseños que este material permite llevar a cabo, ayudando a resaltar la belleza de tu jardín y combinando de forma armónica con la naturaleza que los rodea.